“Brisa de verano” en Sant Feliu de Guíxols

Acuarelas de Clàudia Llobera, del 4 al 31 de agosto. Sant Feliu de Guíxols, calle de la Rutlla, 11.

Normalmente me muevo por Barcelona y sus alrededores y son éstas las exposiciones que reseño, pero con esta exposición inauguro una nueva sección en el blog: deslocalizada, porque nunca se sabe cuando te encontrarás con algo interesante fuera de los límites habituales.

Vi la exposición anunciada en Instagram y como coincidíamos en el tiempo y el espacio no lo dudé ni un momento. Incluso un fin de semana de playa puede ser un buen momento para ver una exposición, sobre todo cuando hablamos de un proyecto fresquito y honesto como este conjunto de marinas y otros paisajes. La única pega que le pondría a la exposición quizá sería la iluminación, que no sacaba el mejor partido de las obras.

Incluso un fin de semana de playa puede ser un buen momento para ver una exposición, sobre todo cuando hablamos de un proyecto fresquito y honesto como este conjunto de marinas y otros paisajes.

Aquí no hay discursos enrevesados ni largas peroratas sobre el sentido real de lo que estás viendo. Tiene que haber sitio para todo en el mundo del arte, tanto por propuestas más conceptuales como para propuestas más clásicas, como ésta. Y todo es interesante, pero la verdad es que muchas veces tengo la sensación de que alguien que “pinta y ya está”, como decía Nonell, es un pintor de segunda o un dominguero y está condenado a permanecer en esta categoría.

El teórico James Elkins se ocupa brevemente de esta problemática en Master narratives and their discontents. Cuando hace referencia al skill o habilidad manual, se pregunta por los motivos por los que parece estar desterrada del discurso crítico y académico más mainstream, a pesar de ser de entrada la característica más apreciada por la mayoría de la gente. De acuerdo que esta mayoría de la que habla Elkins son básicamente profanos en la materia, pero aún así deberían salir en el mapa, o al menos no ser ignorados por completo.

Y yo me pregunto, ¿es que no está bien ver de vez en cuando una colección de acuarelas bien ejecutadas, como es el caso, que sólo buscan ofrecer un disfrute visual y que además lo consiguen? Yo lo quiero y lo necesito todo y no me resulta incompatible apreciar una buena mano y un discurso interesante y bien elaborado en una obra más especulativa. Que nadie sufra si le gusta Richard Estes o Andrew Wyeth, tenemos neuronas para eso y mucho más.

En resumen, una exposición recomendable, si estáis por la zona, entre la playa y el chiringuito, echad un vistazo a las acuarelas de Clàudia Llobera.

2 comentarios en ““Brisa de verano” en Sant Feliu de Guíxols

  1. Es un estilo pictórico interesante. Acuarela para pintar aguas… Que todo sea tan façil es lo mejor. Y siempre hay espacio para ser virtuoso.

    Sentido del confort. John Wayne tomando un taza de café y judías; en el campo. Todo lo demás es falsedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.